La Compensación de Créditos Como Una Estrategia Defensiva Efectiva

por 9 Abr, 2024Civil

Abogado procesal-civil

La Compensación de Créditos Como Una Estrategia Defensiva Efectiva

En el complejo entorno legal, es crucial contar con herramientas procesales que nos permitan defender nuestros intereses de manera efectiva. Uno de estos recursos, aunque a menudo subestimado, es la compensación de créditos, un mecanismo legal que puede resultar invaluable al enfrentarnos a demandas de pago.

La compensación de créditos es un concepto jurídico que implica la cancelación total o parcial de deudas entre dos partes cuando son deudoras y acreedoras mutuas. Este recurso, aunque no es muy utilizado, puede ser una poderosa herramienta en casos legales donde ambas partes mantienen obligaciones financieras entre sí.

¿Qué implica exactamente la compensación de créditos?

En esencia, la compensación de créditos ocurre cuando dos personas tienen obligaciones de pago recíprocas entre sí. Esto significa que una persona está obligada a pagar a otra una suma de dinero, mientras que al mismo tiempo, la segunda persona también tiene una obligación de pago hacia la primera. Es importante destacar que estas obligaciones no necesariamente tienen que surgir del mismo contrato o transacción.

El marco legal que regula la compensación de créditos se encuentra en el artículo 1195 del Código Civil, donde se establece que esta situación se produce cuando «dos personas, por derecho propio, sean recíprocamente acreedoras y deudoras la una de la otra». Además, el artículo 1996 del Código Civil detalla los requisitos necesarios para que se dé la compensación de créditos, incluyendo:

  • Reciprocidad: Ambos obligados deben ser acreedores y deudores al mismo tiempo.
  • Homogeneidad: Los créditos deben ser de la misma naturaleza.
  • Deudas vencidas: Las deudas deben estar vencidas.
  • Deudas líquidas: La cantidad adeudada debe estar determinada o ser determinable fácilmente.
  • Deudas exigibles: Las deudas deben ser legalmente exigibles.

¿Cómo se aplica la compensación de créditos en un proceso judicial?

Cuando nos enfrentamos a una demanda de pago, podemos utilizar la compensación de créditos como una estrategia defensiva. El artículo 408 de la Ley de Enjuiciamiento Civil establece que si el demandado alega la existencia de un crédito compensable frente a una demanda de pago, el demandante puede impugnar esta afirmación como si fuera una contestación a una reconvención. Esto significa que podemos argumentar ante el tribunal que la parte demandante también nos debe dinero, lo que podría conducir a la cancelación total o parcial de la deuda reclamada.

Para ilustrar esto con un ejemplo, supongamos que nos están demandando por una cantidad de 6.000 € por servicios prestados. Sin embargo, también sabemos que el demandante nos debe 8.000 € por trabajos realizados previamente. En este escenario, podemos solicitar al tribunal que declare que no debemos nada al demandante, ya que nuestras obligaciones se cancelan mutuamente a través de la compensación de créditos.

Es importante tener en cuenta que la compensación de créditos solo nos permite solicitar la absolución de la deuda reclamada y no nos permite reclamar ninguna diferencia a nuestro favor. Si deseamos recuperar cualquier cantidad adicional que se nos deba, tendríamos que iniciar un proceso judicial separado para perseguir esa reclamación.

En conclusión, la compensación de créditos es una herramienta valiosa que puede utilizarse para defenderse eficazmente contra demandas de pago. Sin embargo, es fundamental comprender sus requisitos y limitaciones para poder aplicarla correctamente en el contexto legal adecuado.

  

Nosotros

En Sáez Abogados, contamos con experiencia en asesoramiento jurídico integral y defensa en procedimientos judiciales civiles, incluyendo la aplicación efectiva de la compensación de créditos como estrategia defensiva.

¡Mándanos un mensaje a través del siguiente formulario!

1 + 1 =

Rubén Díaz

Rubén Díaz

Abogado Procesal-Civil

Licenciado en Derecho por la Universidad Carlos III de Madrid en 1999. Se incorpora a Sáez Abogados en el año 2008, prestando servicios para el área jurídica.

Rubén desarrolla su labor fundamentalmente en el ámbito procesal civil, si bien también interviene en materia de protección de datos, redacción y revisión de contratos civiles y asesoramiento de empresas.

Mi email

rubendiaz@saezabogados.com

Mi teléfono

+34 913 95 22 39

C/José Abascal 53, 4º
28003 Madrid, España

Artículos relacionados

¿Qué pasa si se va un arrendatario solidario?

¿Qué pasa si se va un arrendatario solidario?

En los arrendamientos urbanos, ya sean de vivienda o de local de negocio, el contrato puede celebrarse con un solo inquilino, pero también puede suceder que sean varios los arrendatarios. Y cuando son varios los arrendatarios, pueden surgir mayores dudas en aquellos...

Rubén Díaz

¿En qué
te podemos
ayudar?

Sáez Abogados es un despacho jurídico-fiscal que trabaja con empresas, independientemente de su tamaño: PYMES, empresas familiares o grandes empresas son nuestros clientes más habituales.

Nos gustaría conocer tu caso y ver cómo podemos ayudarte de la mejor forma posible.

 

Abogados y asesores para empresas arturo saez

Escríbenos un mensaje

7 + 10 =