Cesión de los contratos públicos
Almudena Gómez

Herencia de una Sociedad Patrimonial

En el post de hoy, vamos a profundizar en la figura de la sociedad patrimonial y cómo puede heredarse en caso de fallecimiento. La herencia de una sociedad patrimonial puede ser un proceso complejo, pero con el conocimiento adecuado, se puede gestionar de manera efectiva.

¿Qué es una Sociedad Patrimonial?

Lo primero que debemos saber es qué es una sociedad patrimonial. Habitualmente, cuando se quiere desarrollar una actividad económica, se constituye una sociedad. Esta otorga la ventaja al socio de que no tiene que responder con su propio patrimonio de las deudas de la empresa, pues la responsabilidad queda limitada al capital aportado.

Sin embargo, cuando hablamos de sociedad patrimonial, nos referimos a una sociedad constituida no para desarrollar actividades económicas, sino para la administración de un patrimonio. Para constituir una sociedad patrimonial, se puede optar por la forma de sociedad anónima o de sociedad limitada. Lo relevante es que más de la mitad de su activo debe tener forma de valores y no estar afecto a ninguna actividad económica.

Entre sus principales ventajas encontramos la propia de toda sociedad, como la protección del patrimonio afecto a ella frente a las deudas de sus socios. A nivel fiscal, también presenta beneficios: siempre que el bien genere rendimientos, estos serán deducibles en el Impuesto de Sociedades. Además, si los inmuebles de la sociedad estuvieran en el patrimonio del titular, devengarían hasta el 2% del valor catastral en concepto de rendimientos presuntos.

Cómo se Hereda una Sociedad Patrimonial

Cuando se trata de una sociedad limitada o anónima, con diversos socios y accionistas, al fallecimiento de estos, las participaciones o acciones que estos tenían pueden ser heredadas por las personas y en la proporción que hayan dispuesto en testamento. En caso de no haber testamento, se siguen las disposiciones de la ley. La herencia de estas participaciones requiere seguir ciertos pasos específicos:

Aceptación de la Herencia

Tras la aceptación de la herencia, se debe inscribir en el registro la nueva titularidad (nuevos socios) utilizando el cuaderno particional, un documento notarial. Posteriormente, se procede al pago y liquidación del impuesto sobre sucesiones. Este proceso asegura que las participaciones o acciones se transfieran legalmente a los nuevos herederos.

Ejercicio de Derechos

El acuerdo de repartición de participaciones o acciones llevará a la apropiación de estas, momento a partir del cual se pueden ejercitar los derechos sobre ellas. Esto incluye la participación en decisiones de la sociedad y el derecho a recibir dividendos.

Sociedades Familiares

Un matiz adicional lo encontramos en las conocidas como empresas familiares. Estas son sociedades en las que los socios (propietarios) y los administradores (encargados de la gestión y representación) son del mismo núcleo familiar. En este caso, la posición de socio se podrá heredar igual que en las sociedades no familiares. Sin embargo, será necesario celebrar una Junta para la designación de nuevo o nuevos administradores, ya que la competencia de la designación de administradores recae en la Junta de socios o accionistas.

La persona que vaya a desempeñar el cargo de administrador debe estar dada de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA).

Implicaciones Fiscales

La herencia de una sociedad patrimonial también tiene implicaciones fiscales importantes. Los herederos deben tener en cuenta el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, así como el impacto fiscal de los rendimientos generados por los activos de la sociedad. Es recomendable contar con asesoramiento fiscal para optimizar el proceso y cumplir con todas las obligaciones tributarias.

Conclusión

La herencia de una sociedad patrimonial puede parecer un proceso complicado, pero con la información y los pasos correctos, se puede gestionar eficazmente. Es crucial entender la naturaleza de la sociedad patrimonial, sus ventajas y el proceso legal y fiscal para transferir las participaciones o acciones a los herederos. Contar con asesoramiento profesional puede facilitar este proceso y asegurar que se maneje de la mejor manera posible.

 

11 + 13 =

Almudena Gómez

Almudena Gómez

Abogada

Abogada, especializada en derecho procesal, penal y asesoría jurídica. Asimismo, ha sido opositora en la carrera de derecho judicial y fiscal.

Mi email

almudenagomez@saezabogados.com

Mi teléfono

+34 913 95 22 39

C/José Abascal 53, 4º
28003 Madrid, España

Artículos relacionados

Alternativas Societarias a la Disolución Societaria ante Situaciones de Crisis Económica: La Cesión de la Unidad Productiva

Alternativas Societarias a la Disolución Societaria ante Situaciones de Crisis Económica: La Cesión de la Unidad Productiva

Ante una crisis financiera que amenaza con afectar la estabilidad patrimonial de una empresa, el administrador se enfrenta a decisiones críticas para evitar la responsabilidad prevista en el artículo 367 de la Ley de Sociedades de Capital, que surge si la empresa sigue operando incursa en alguna de las situaciones previstas en el artículo 363 de la misma norma.

error: Contenido protegido!!
Abogados para empresas Sáez Abogados despacho juridico fiscal

Suscríbete a nuestra newsletter jurídica

Apúntate a esta newsletter para que te enviemos artículos como este y estés a la última, jurídica y fiscalmente hablando.

¡Te has inscrito correctamente! A finales de mes recibirás nuestro primer e-mail.

¿En qué
te podemos
ayudar?

Sáez Abogados es un despacho jurídico-fiscal que trabaja con empresas, independientemente de su tamaño: PYMES, empresas familiares o grandes empresas son nuestros clientes más habituales.

Nos gustaría conocer tu caso y ver cómo podemos ayudarte de la mejor forma posible.

 

Abogados y asesores para empresas arturo saez

Escríbenos un mensaje

1 + 6 =