El Tribunal Supremo desestima la responsabilidad patrimonial del estado por el Covid-19.

por 15 Nov, 2023Covid19

Maria José abogada despacho juridico fiscal

Introducción

Hace unos días el Tribunal Supremo, desestimaba el primero de los recursos en los que se demandada la responsabilidad patrimonial del Estado por los daños sufridos a consecuencia de la aplicación de la normativa COVID-19 (Sentencia del Tribunal Supremo, Sala de lo Contencioso-Administrativo, Sección 5ª, Sentencia número 1.360/2023).

Objeto del recurso

Por todos es sabido, que el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, impuso, entre otras, la medida de suspensión temporal de la actividad empresarial de las actividades de hostelería y restauración.

La empresa de hostelería que ha reclamado la responsabilidad patrimonial del Estado sostiene haber sufrido daños, como consecuencia de la aplicación de las medidas de suspensión de actividad.

Ampara su reclamación en el artículo 3.2 de la ley 4/1981 de los estados de alarma, excepción y sitio cuando señala

“Quienes como consecuencia de la aplicación de los actos y disposiciones adoptadas durante la vigencia de estos estados sufran, de forma directa o en su persona, derechos o bienes, daños o perjuicios por actos que no les sean imputables, tendrán derecho a ser indemnizados de acuerdo con lo dispuesto en las leyes”.

Pronunciamiento del Tribunal Supremo sobre la responsabilidad patrimonial

Argumenta el Tribunal Supremo que para que nazca el deber de indemnizar, según lo dispuesto en las leyes, deben concurrir unos requisitos:

  1. que la aplicación de la ley haya ocasionado una lesión que el particular no tenga el deber jurídico de soportar;
  2. que el daño alegado sea efectivo, evaluable económicamente e individualizado con relación a una persona o grupo de personas.

La Sala no admite la responsabilidad del Estado partiendo de las siguientes consideraciones:

El particular estaba obligado a soportar el daño. De un lado, porque tanto el Tribunal Constitucional como ahora el Tribunal Supremo han considerado que los daños sufridos no son antijurídicos. En este sentido se declara que las medidas adoptadas fueron necesarias, adecuadas y proporcionadas a la gravedad de la situación y gozaron del suficiente grado de generalidad en cuanto a sus destinatarios, de manera que estos tuvieron el deber jurídico de soportarlas sin generar ningún derecho de indemnización por los posibles perjuicios sufridos.

Y fue un daño general, en este sentido se afirma que la sociedad en su conjunto tuvo que soportar las decisiones adoptadas por los poderes públicos para preservar la salud y la vida de los ciudadanos, de manera que la vía de reparación o minoración de los daños para aquellos que los padecieron con mayor intensidad, de ser procedente, tiene que ser la de las ayudas públicas -que se concedieron ampliamente- pero no la de la responsabilidad patrimonial.

El propio Tribunal Constitucional que declaro la inconstitucionalidad parcial de los RRDD de estado de alarma, sentencias (STC 148/2021, de 14 de julio y STC 183/2021, de 27 de octubre de 2021) expresamente excluye la responsabilidad al declarar que la inconstitucionalidad no afecta las obligaciones que se imponen a los ciudadanos con carácter general en estos Reales Decretos.

A juicio de la Sala, la pandemia se ajusta a la definición de fuerza mayor porque constituyó un acontecimiento insólito e inesperado en el momento en el que surgió y por la forma en la que se extendió por todo el planeta en sus primeros momentos, inicio y desarrollo completamente ajeno a la actividad de las Administraciones Públicas.

Si se reconoce a la recurrente que quizás la actividad o reacción por parte de la Administración sí que pudo ser tardía, refiriéndose a la actuación del Gobierno en las primeras semanas de pandemia, pero para poder imputar esos daños sufridos a los retrasos o incumplimientos era necesario haber probado la causalidad y esto no se hizo ni probó por parte del recurrente.

Conclusión

En definitiva, las medidas contenidas en el Real Decreto 463/2020, fueron necesarias, adecuadas y proporcionales a la gravedad de la situación y gozaron del suficiente grado de generalidad en cuanto a sus destinatarios, que tuvieron el deber jurídico de soportarlas sin generar ningún derecho de indemnización por los posibles perjuicios sufridos.

Nosotros

En Sáez Abogados nos hemos especializado en reclamaciones a causa del Covid-19. Si necesita nuestra ayuda, estaremos encantados de atenderle:

2 + 5 =

Mª José Conejero

Mª José Conejero

Abogada

Abogada y ex-opositora a judicatura, atesora unos sólidos conocimientos jurídicos. Se incorpora a Sáez Abogados en el año 2021, integrándose en el Departamento Jurídico.

Mi email

mariajoseconejero@saezabogados.com

Mi teléfono

+34 913 95 22 39

C/José Abascal 53, 4º
28003 Madrid, España

Artículos relacionados

Alternativas Societarias a la Disolución Societaria ante Situaciones de Crisis Económica: La Cesión de la Unidad Productiva

Alternativas Societarias a la Disolución Societaria ante Situaciones de Crisis Económica: La Cesión de la Unidad Productiva

Ante una crisis financiera que amenaza con afectar la estabilidad patrimonial de una empresa, el administrador se enfrenta a decisiones críticas para evitar la responsabilidad prevista en el artículo 367 de la Ley de Sociedades de Capital, que surge si la empresa sigue operando incursa en alguna de las situaciones previstas en el artículo 363 de la misma norma.

Cambios en las dietas y gastos por locomoción

Desde el día 17 de julio de 2023, la cuantía máxima de las dietas por kilometraje exceptuadas de tributación en el IRPF ha aumentado de 0,19 a 0,26 céntimos el kilómetro. DIETAS Se exceptúan de gravamen las cantidades destinadas por la empresa a compensar los gastos...

Sáez Abogados es un despacho de asesores y abogados de empresas orientado a satisfacer sus necesidades legales de forma integral.

Contacto

Dirección

C/ José Abascal 53
Planta número 4,
28003, Madrid

Suscríbete a nuestra newsletter

Sáez Abogados, S.L. © todos los derechos reservados | Mapa web | Política de cookies

 

Sáez Abogados, S.L. dispone de un sistema de gestión de la calidad conforme con la norma ISO 9001:2015 para las actividades de prestación de servicios de asesoría y consultoría en materia fiscal, asesoramiento legal y defensa jurídica. Pincha aquí para ver la política de calidad.

María José Conejero

¿En qué
te podemos
ayudar?

Sáez Abogados es un despacho jurídico-fiscal que trabaja con empresas, independientemente de su tamaño: PYMES, empresas familiares o grandes empresas son nuestros clientes más habituales.

Nos gustaría conocer tu caso y ver cómo podemos ayudarte de la mejor forma posible.

 

Abogados y asesores para empresas arturo saez

Escríbenos un mensaje

7 + 5 =